Me llamo Nadja, tengo 21 años y soy bartender en Turku, Finlandia. Trabajo en un exclusivo club nocturno llamado Showroom, en el corazón de Turku. El Showroom es conocido por su decoración histórica. La arquitectura de la planta superior, quita el aliento, realzado por un interior muy moderno. En la planta inferior hay una cámara, a modo de sótano, con arcos hechos de ladrillo, el escenario perfecto para una noche íntima. El ambiente es juvenil, con mucho estilo y un toque decadente. En el Showroom puedes encontrar mucha gente diferente, sofisticados hombres de negocios bebiendo ‘Whisky Sours’, jóvenes fiesteros con sus Jägerbombs y mujeres elegantes sorbiendo Bellinis.

my name is Nadja

Trabajo de bartender porque es un oficio simplemente increíble. Me encanta desafiarme a mi misma y qué mejor forma de hacerlo que trabajar en un club nocturno, repleto de clientes exigiendo los más asombrosos cócteles a cada segundo. No hay tiempo para aburrirse cuando trabajas de bartender. Cada turno es único, con clientes distintos, distintas necesidades. Algunas noches estoy colgada del grifo de cerveza, sirviendo a estudiantes pobres, cerveza barata, y la noche siguiente estoy descorchando botellas del Champagne más caro en eventos empresariales del más alto nivel. En Halloween, soy un pirata dando vueltas entre la multitud, ofreciendo chupitos de sangre y la noche siguiente estoy agitando Cosmopolitans y montando delicadamente, las capas de un B52.

En este trabajo no te deja pensando si tus clientes quedan satisfechos o no. La reacción es inmediata, ya sea en forma de gritos de borracho o de buenas propinas. El dinero es siempre el mejor motivador y el trabajo de barra está relativamente bien pagado en Finlandia, debido al extra de nocturnidad. Trabajar durante la noche tiene además, otros beneficios. Las horas del día las tienes libres para hacer otras cosas y todo el mundo está feliz si no tengo que despertarme temprano y malhumorada.

Todo lo que aprendí en EBS Phuket, me dio la confianza necesaria para poder optar a un puesto de trabajo en el Showroom y mi profesión parece ser el cuento de nunca acabar. Constantemente estoy aprendiendo cosas de la gente talentosa que me rodea. Hasta incluso, me atreví a competir en una competición de coctelería, lo cual, ni siquiera en mis mejores sueños, se me hubiera ocurrido. Realmente es cierto que cuando encuentras el trabajo que amas, no vuelves a trabajar ni un día más en toda tu vida.

mmm

Me considero muy afortunada de haber tenido el lujo de poder trabajar rodeada de compañeros tan increíbles. Somos un equipo y nos apoyamos entre todos. Alguien siempre trae dulces para las chicas que estamos en la barra de arriba y el DJ siempre pone nuestras canciones favoritas. Si algún cliente desagradable se atreviese a ponerme una mano encima, de cualquier manera, alguno de nuestros porteros están más que contentos de interpretar el papel de novio celoso y sobreprotector. El turno de noche de los sábados, siempre acaba con el desayuno en el bar de la gasolinera local. No importa que tan dura haya sido la noche, siempre pasamos un buen rato riéndonos y contándonos nuestras experiencias. De alguna manera, incluso en esos momentos de agobio, cuando intentas llamar la atención de los porteros para que vean al tipo que está colgando de la araña de luces con los pantalones bajados e intentando, a la vez, vender sidra caliente en un cubo de hielo porque te has quedado sin cerveza fria y el último vaso limpio acaba de explotar sobre el depósito del hielo, el momento se vuelve divertido cuando lo compartes con tus compañeros. Todos logramos pasar a través de las noches más duras, con una sonrisa.

El mundo de la coctelería es como una ostra. No hay tal cosa como un bartender sin empleo, si tienes la mente abierta y un poco de dedicación. Este oficio es una ocupación de nivel internacional y está en su mejor momento. Eso es lo que amo de la coctelería ¡te da la oportunidad de trabajar en cualquier parte del mundo y vivir la vida al máximo!

¿También te gustaría tener el mejor empleo del mundo?

Descubre más sobre la European Bartender School, la duración de los cursos y los diferentes temas que cubre EBS, en el curso de 4 semanas.

  • Lee todo sobre nuestras destinaciones alrededor del mundo
  • Descubre las diferentes escuelas y sus alrededores
  • ¿Buscas cursos en tu idioma?