Introducción:

Menta fresca, hielo picado, lima.. Todos estamos familiarizados con los sabores e ingredientes del mojito cubano. Pero para hacerlo bien, hay que dominar ciertos trucos que pocas personas conocen sobre este famoso cocktail.

A quién va dirigida esta receta de mojito:

El mojito cubano es un cocktail que tiene éxito vayas a donde vayas. Tanto si eres un barman que quiere perfeccionar su técnica, o si es eres un/a principiante que quiere sorprender a sus amigos o pareja, esta receta de mojito cuenta con toda la información y pasos que necesitas.

Ingredientes del mojito:

Escoger los ingredientes correctos para elaborar el mojito es igual de importante que dominar la técnica de preparación. Una lima en buen estado es esencial, o el cocktail va a quedar soso. Y por supuesto, hay que seleccionar correctamente el tipo de menta para el mojito (a más verde mejor), y un ron ligero cómo puede ser el Bacardi o el Havana Club.

Vas a necesitar..

(Para 1 mojito)

  • Un vaso alto
  • Una cucharada grande de hielo picado
  • 4 rodajas de lima.
  • 20ml de jarabe de azúcar
  • 8-12 hojas de menta (con alguna extra para adornar el mojito)
  • 60ml de ron tipo Bacardi o Havana Club.
  • Agua con gas (solo vas a necesitar dos rociadas)

Pasos para la elaboración del mojito:

Ingredientes del mojito cómo menta, lima y azúcar en una mesa

Paso 1:

Deposita las hojas de menta y las rodajas de lima en el vaso, y con un mortero o una cuchara de madera, empieza a presionarlos contra el fondo del mismo vaso. De esta forma, se irán mezclando y desprendiendo los sabores naturales de los ingredientes. Importante: No te excedas presionando la menta. Hazlo lo suficiente sin que se llegue a convertir en una pasta, ya que correrías el peligro de que el sabor de tu mojito acabe siendo muy amargo.

Paso 2:

El siguiente paso es rellenar el vaso de hielo picado hasta prácticamente el borde, dejando un poco de espacio para decorar al final con hojas de menta. Esto es esencial a la hora de preparar un mojito, y no deberías sustituir el hielo picado por cubitos en ninguna situación, ya que el hielo picado se encarga de enfríar el mojito de una forma mucho más eficaz, y este es uno de los motivos principales por el cuál el mojito llega a ser tan refrescante.

Si no puedes encontrar hielo picado en ninguna parte, usa una picadora o envuelve hielo en una toalla y dale un par de golpes.

Paso 3:

Añade el ron por encima del hielo. Cómo hemos mencionado antes, el mejor ron para un mojito siempre va a ser uno ligero, que sea refrescante y que se complemente bien con el sabor de la lima y de la menta. Escoger mal el ron puede empeorar el resultado final, así que selecciona con cautela. Para un mojito cubano auténtico, el mejor es Havana Club. Y para un sabor clásico, Bacardi.

Paso 4:

Añade el jarabe de azúcar. En un mojito cubano se hubiera usado azúcar granulado, pero está demostrado que el resultado con este tipo de azúcar es siempre inconsistente, ya que el azúcar se queda arriba o en el fondo del vaso, sin cubrir la mayoría del contenido. Ahora, los barmans de todo el mundo están incorporando el jarabe de azúcar en sus mojitos, ya que cumple con su función de una forma mucho más efectiva y equilibrada.

Paso 5:

Acaba de mezclar el contenido con una cuchara de bar, y en caso de no tener una, una cuchara normal. Una vez esté todo mezclado, añade un poco más de hielo picado en el borde del vaso, rocía un poco de agua con gas y finaliza decorando con las hojas de menta, no sin antes apretarlas entre tus manos para que que suelten el líquido que contienen.

Si te ha gustado esta receta y quieres aumentar tus conocimientos haciendo cocktails, te va a interesar el curso de cocteleria internacional. En este curso, vas a dominar más de 65 recetas, te formarás para desenvolverte profesionalmente en un bar y harás muchos amigos en el proceso. ¿Te gusta la idea?